"¿Talibanes del Software Libre?", tercera parte

Siguiendo en la línea de los comentarios que he recibido al respecto
de los post sobre "¿Talibanes del Software Libre?", parte 1 y parte 2, me veo en la obligación de seguir explicando porqué deberíamos ser más autocríticos con el rechazo a una ley que obligue a usar Software Libre en la administración Estatal.

En uno de los comentarios escritos por un "usuario anónimo" se me pregunta sobre el sentido de mi frase: "¿nunca se pusieron a pensar que si obligan a usarlo estaríamos creando el "Monopolio del Software Libre"?" de la siguiente forma:

"¿Me puede explicar la forma en la que se puede generar un monopolio mediante una licencia GPL? Puede explicarme también ¿en qué forma la licencia GPL impide a una empresa, a cualquier empresa, dar soporte o servicios sobre un determinado programa?"
Desde ya, gracias por verter aquí tu opinión ;-)

Como nos decía un docente de "Diseño UML" (magistrales clases, por
cierto ;-):
"Si me cambian el contexto, debo cambiar la solución"
Esto se aplicaba cuando nosotros creábamos una solución a un problema determinado y luego venía alguien a criticarla diciendo "sí, todo muy lindo, pero si ocurre *tal situación* este diseño no funcionará".

La solución, o mejor dicho, la autocrítica que intento promover está basada en cierto "contexto" y si lo cambiamos constantemente, deberé cambiar el contenido de la autocrítica o no se podrá entender ni aplicar ;-)

No interesa la realidad particular de España

Pasando en limpio, no quiero hablar en profundidad de la realidad de España porque la desconozco (y tampoco es mi intención que para expresar esta idea deba hacerlo), y si la conociera, muy probablemente sería subjetivo y llegaría a estar de acuerdo en muchas razones que se esgrimen para justificar una ley (aunque seguiría no estando de acuerdo con la creación de una la ley para ese propósito).

Pero en lo que no puedo estar de acuerdo es que se distorsione el mercado y se cometan injusticias contra empresas por querer solucionar los problemas de un Estado (que pudieron ser generados por la mala administración de sus propios políticos) a través de una ley que obligue a comprar solo productos de Software Libre (¿?).

Cuando libertad está solo en el nombre del software

Todo el mundo discute y argumenta los altos costos del Estado, de malos gastos, y de cuanto se ahorraría con una medida como esta (y se repite en todas partes del mundo).

¿No nos estaremos equivocando al querer aplicar una "solución" para paliar un problema que se debería solucionar desde otro ámbito? (mejora en la administración general, compras estatales, optimización de recursos, políticas de gasto, etc).

Lo que quiero discutir y criticar es la idea general (y generalizada)
del concepto de "libertad" que se intenta aplicar imponiéndola a través de leyes. Si analizamos los argumentos de sus defensores, creo que es imposible que exista "libertad" si nos obligan a seguir un modelo que tal vez no estemos de acuerdo y no lo compartamos, o directamente por no ser objetos de ningún beneficio (lo explico más adelante).

¿Se puede ser Juez y Parte?

¿El modelo de la GPL de la Free Software Foundation, es el único modelo a seguir?, ¿es el más justo?, ¿no hay otros modelos? ¿Si elegimos GPL, no estamos discriminando y no dando lugar a otras alternativas?

¿Quién será juez y parte? ¿los presidentes de los Grupos de Usuarios de Linux (donde han nacido las iniciativas para crear este tipo de ley)? ¿los empresarios del Software Libre? ¿los presidentes de los Grupos de Usuarios que son a la vez empresarios del Software Libre?

Y no es menor la pregunta, ya que ellos son los "autores" o "co-redactores" de las mismas: ¿quién regula estos Grupos de Usuarios? ¿Son verdaderamente organizaciones sin fines de lucro? ¿o son lobbies para preparar negocios donde unos pocos elegidos serán los beneficiados?

Siguiendo en la postura de "Abogado del Diablo" (yo vivo comercialmente del Software Libre), pregunto: ¿no es un negocio redondo y muy conveniente estar en ambas partes? ¿Puedo ser promotor de leyes que obliguen a usar Software Libre a través de organizaciones "sin fines de lucro" pero que luego me beneficio directamente porque mi empresa ahora se convierte en proveedor único (o por lo menos con grandes ventajas) del Estado?

Otra posibilidad, atacando el argumento esgrimido de que este tipo de medidas generan dinero en la economía local y no se va del país: ¿al quitarles competidores para proveer al Estado, los proveedores del Software Libre no podrían ser también enormes empresas extranjeras como Red Hat, Novell, etc?

¿Y quién dice que en una situación tan beneficiosa no se conviertan en monopolios del Software Libre? (no permitiendo, directa o indirectamente, que otros competidores del Software Libre participen).

Monopolio del Software Libre

Nunca hablé del monopolio como dominio del mercado de una única empresa, siempre hice referencia a un probable monopolio del software libre, es decir, a un conjunto de personas o empresas que pudieran acaparar un mercado por el simple hecho de que las reglas obliguen solo al uso de este tipo de software, excluyendo a que las demás empresas pudieran competir en igualdad de condiciones.

Nota: tal vez no sea lo mejor usar el término monopolio para definir la idea que quiero transmitir, pero por falta de alternativas, la seguiré usando hasta que encuentre otra ;-)

Reconozco que el Software Libre disminuye el riesgo y la vida de un monopolio, pero no creo que lo evite completamente. Por ejemplo, en un monopolio con estas características sería una cuestión de tiempo para que las empresas más pequeñas se adapten rápidamente y finalmente, con un alto costo, las empresas más grandes, logrando equilibrar el mercado. Pero es indiscutible que en el proceso se verían perjudicadas muchas empresas y beneficiadas unas pocas (por lo menos en un período de tiempo).

¿Pero, no era que estábamos buscando que el beneficiado fuera el usuario final?

"¿Y por qué usan un modelo privativo?"

Y creo que alguien me dirá: "sí, la culpa la tienen ellos por seguir una comercialización a través de un modelo de software privativo".

¿Pero al final de cuentas, esto es ilegal? ¿el software privativo es ilegal? ¿no fuimos nosotros como consumidores los que pusimos a las empresas donde están ahora? ¿compramos sus productos porque nos servían o porque nos obligaban? ¿Qué nos impide, al existir actualmente nuevas alternativas, sacarlos de ahí? ¿al existir alternativas, nos pueden obligar?

¿Entonces, es necesario una ley que "obligue"?

Y vuelvo a repetir: ¿es justo que obliguemos a cambiar el modelo de negocio de las empresas? ¿no debería ser el mercado y los consumidores que obliguen a cambiar a las empresas?

¿O será que a unos pocos les conviene que esto sea así?

¿Verdaderamente los usuarios son libres dependiendo del Software Libre?

Y llegamos a un tema muy discutido: ¿poseer el código de forma libre,
nos hace a los usuarios ser "libres" ante nuestros proveedores? ¿o en la realidad, solo los proveedores pueden llegar a tener el conocimiento suficiente para llegar a obtener esta tan "vendida" libertad?

¿Verdaderamente los usuarios somos libres con el Software Libre? ¿o lo son los programadores que nos proveen de las soluciones que consumimos los usuarios (y que tal vez trabajen también con los proveedores)?

¿Llega verdaderamente esa "libertad" a los "usuarios no-programadores"?

El mercado está cambiando solo...

De todas formas, para que se queden tranquilos los "Talibanes del Software Libre" ;-), el mercado ya está "obligando" a cambiar a las empresas que proveen soluciones privativas: los clientes piden que se cumplan los "estándares", que exista verdadera "compatibilidad" e "integración" entre productos, no estar limitado a una sola plataforma, quieren productos "multiplataformas"... simplemente los usuarios están reclamando sus derechos pero a través de mecanismos "no violentos" (es decir, sin violentar los derechos de nadie) optando por el producto que los "libere de ataduras".

Concluyo con unas frases que me parecen muy reflexivas y que se pueden aplicar a nuestro "contexto" de autocrítica ;-):
"Un error no se convierte en verdad por el hecho de que todo el mundo crea en él." - Gandhi

"Cada vez que se encuentre usted del lado de la mayoría, es tiempo de hacer una pausa y reflexionar." - Mark Twain


Actualización (16/01/2006): estuve releyendo definiciones en Wikipedia y llego a la conclusión que tal vez la expresión correcta sería "Oligopolio del Software Libre", más que "Monopolio del Software Libre" (pero aún tengo mis reservas ;-).

2 comentarios:

Carlos Madrigal dijo...

Enrique, interesantes reflexiones las que tienes aquí con esta serie de artículos.

Creo que hay demasiada pasión derramada en los artículos y comentarios.

Si bien te entendí, estoy de acuerdo que, como decimos en México, "a la fuerza ni los zapatos entran".

También estoy de acuerdo de los "talibanes del software libre"; yo me refiero a ese tipo de personas tan fervientemente fanáticas como "los segundos hijos de dios" porque creen tener toda la verdad y hasta te tratan de convencer de ella.

De todos modos. Has logrado un montón de polémica y de ahí puede salir algo bueno.

Saludos desde México.

enrique_place dijo...

Creo que mucha gente "fanática extremista" no entenderá nunca como puedo ser "Consultor en Software Libre", fan asérrimo en mi tiempo libre, ex-socio fundador de un grupo de usuarios y a pesar de todo, lograr ser autocrítico ;-)

Algún día haré un informe-investigación sobre los grupos de usuarios, pero tengo que hacerme un poco más de tiempo, porque hay mucho para escribir ... ;-)

Entradas populares