No se puede ser más talibán que el talibán


Parafraseando a "no se puede ser más rey que el rey" o "más real que el rey".

Luego de ver unas fotos recuerdo como me querían "quemar en la hoguera" algunos pocos aislados talibanes del "Río de la Plata" cuando en el evento Debian Day cometí el "atrevimiento" de:

1) decir que yo era "extremista no-religioso del Software Libre", lo opuesto a "talibán del Software Libre" o "Extremista Religioso del Software Libre".

2) decir que Miguel de Icaza -hacker de Gnome, otro ícono muy idolatrado- había trabajado en su proyecto Mono "de la mano de Microsoft".

3) No cuestionarme por qué Google, Gmail o Youtube no son malos ya que ellos no están liberando el código de sus aplicaciones (?!), como si todo el mundo estuviera obligado a hacerlo, más, cuando en el ambiente web lo que haces mayormente es consumir servicios que corren en un servidor remoto.

Tonterías, como yo digo, de talibanes.

Cómico me resultó pensar que dirían ahora si ven fotos de Richard Stallman en Google o comentarios de propios socios de grupos de usuarios locales que recién ahora reconocen que Miguel de Icaza siempre sintió admiración y hasta quiso trabajar alguna vez para Microsoft.

Descartando a Stallman, que es el Rey de los Reyes del extremismo del Software Libre, ¿no será que los seguidores y admiradores de "gurúes del mundo "libre" se están convirtiendo en más extremistas que sus propios ídolos?

Yo que sé, por lo pronto, te sugiero: "antes de seguir a alguien, investiga a quién sigue este (no vaya a ser que te lleves una sorpresa)".

Nota: este post se originó por ver esta entrada en Dirson ;-)

1 comentario:

Denis González dijo...

Ciertamente tenemos que aprender a convivir con el software privativo cuando éste marca las tendencias del mercado. Lo que no significa que debemos descuidar (como profesionales de la tecnología de la información) el estudio del software como una alternativa viable y probablamente mejor que el software de pago.

Un saludo
Denis González

Entradas populares